En la odontología, los tejidos blandos juegan un papel fundamental desde el punto de vista funcional, no solo por cuestiones estéticas, sino también para el mantenimiento de la salud alrededor de nuestras prótesis.

Por lo tanto, en la actualidad, dichos tejidos bucales tienen una gran importancia, ya que su tratamiento es indispensable para que un implantólogo dental consiga unos implantes naturales en sus pacientes. En este sentido, la técnica BOPT en odontología ayuda a obtener mejores resultados, y por este motivo, a continuación definimos qué es este método y sus ventajas. 

 

¿Qué es la técnica BOPT en odontología? 

La técnica BOPT en odontología o Biologically Oriented Preparation Technique fue descrita por primera vez en el año 2008 por el Dr. Ignazio Loi y el técnico Antonello Di Felice en una publicación de la revista Quintessence International. Se trata de un novedoso proceso para el manejo y la modificación de los tejidos gingivales alrededor de las restauraciones en prótesis fijas sobre dientes e implantes.

Este procedimiento, aplicado adecuadamente, permite conseguir un volumen de tejidos blandos mayor alrededor de la zona protésica y controlar de la forma necesaria la respuesta de dichos tejidos -tanto de los afectados como de los adyacentes-. Actualmente, se trata de uno de los procesos más demandados de la estética dental, puesto que favorece el aspecto de la sonrisa.

 

¿Cómo se realiza la técnica BOPT en odontología?

En comparación con otras metodologías más convencionales, la BOPT en odontología ofrece una gran estabilidad de los tejidos a medio y largo plazo, permitiendo que se adapten por sí solos y de forma natural a la preparación y a la restauración. Y esta es la razón principal por la que es tan relevante.

En este método del tallado en dientes, se busca una forma totalmente cónica, sin chamfer. Junto a este proceso, se realiza simultáneamente un curetaje gingival rotatorio, lo que permite la formación de un coágulo sanguíneo cuya cicatrización será guiada y limitada por una corona de morfología BOPT provisional que presenta un sobrecontorneado, deliberado en determinadas zonas, que mantiene la presión sobre la encía y el coágulo gingival.

odontología

Gracias a la BOPT, el tejido queda perfectamente preparado para la implementación posterior de un implante, y es que, el desarrollo de la tecnología digital y la incorporación de nuevos materiales restauradores han favorecido la posibilidad de minimizar el impacto biológico de las prótesis sobre el tejido gingival.

 

¿Qué ventajas tiene este sistema?

Por lo tanto, la técnica BOPT en odontología ayuda a la movilización de los tejidos blandos para que la inserción del implante final resulte natural. Asimismo, el objetivo de la odontología actual no es sólo reducir el daño sobre un tejido vivo, sino encontrar una terapéutica capaz de mejorar las condiciones del área tisular manipulada, y este es también el propósito de la BOPT, aunque la filosofía de trabajo de esta metodología ha ido evolucionando en los últimos 8 años hasta convertirse en un protocolo habitual en los tratamientos restauradores sobre dientes e implantes.

Con ella se pueden mejorar las condiciones de los tejidos circundantes de la zona tratada dotándolos de una mejor calidad estructural y consiguiendo una estabilidad de los mismos a medio-largo plazo. En este sentido, mediante la técnica de tallado vertical, el clínico y el técnico de laboratorio dental pueden interactuar con el tejido circundante para modificar su forma. 

Esta preparación orientada biológicamente es un protocolo restaurador que pretende imitar la naturaleza dental, puesto que en él se transfiere la anatomía convexa que presenta un diente a la prótesis final, provocando que la encía se adapte alrededor de las nuevas formas y perfiles. Aplicada a la implantología, tanto los implantes como los aditamentos prostodónticos, específicamente diseñados para la implantoprótesis BOPT, presentan una porción transmucosa cónica y convergente hacia coronal capaz de aportar una serie de ventajas respecto a otros diseños implantológicos convencionales -tanto rectos como divergentes-. 

odontología

El adecuado conocimiento y manejo de estas características por parte del odontólogo y del técnico de laboratorio proporciona interesantes mejoras en ciertos aspectos, por lo que una formación cualificada del implantólogo es necesaria para llevar a cabo correctamente esta intervención. 

Precisamente, se obtienen beneficios en cuanto a la protección eficiente del gap de unión entre el pilar y el implante, la disminución de la necesidad de pilares intermedios transmucosos, la simplicidad de maniobras clínicas de ubicación supragingival de los aditamentos, el incremento del espacio disponible para los tejidos mucosos de sellado alrededor del implante y la posibilidad de disponer de un “área de cierre” -en lugar de sólo una línea predeterminada de terminación- donde poder elegir la ubicación del inicio del perfil de emergencia de la corona de forma completamente personalizada y bajo una serie de parámetros biológicamente determinantes. 

Adicionalmente, la implantoprótesis BOPT aplica el concepto de “compresión coronaria tisular”, controlada, selectiva y fisiológica, mediante el diseño específico de determinadas áreas de sobrecontorneado y de festoneado prostodóncico -en la prótesis provisional y en la definitiva- capaces de optimizar la calidad del sellado mucoso pericoronario que, con frecuencia, incluso mejorará con el tiempo, aportando estética y estabilidad al conjunto implanto-protésico y al hueso de soporte.

Así pues, los implantes y aditamentos prostodónticos, diseñados y manejados según la filosofía BOPT, se comportan como un potente aliado frente a los principales desafíos presentes en el medio y largo plazo de la implantoprótesis sobre nuestros pacientes: la estética, la muco-periimplantitis y el aflojamiento de los tornillos de retención.

 

En definitiva, este innovador método ya es parte de la estética bucodental más actual y uno de los sistemas de implantología que todo profesional odontólogo debe conocer para ofrecer la sonrisa perfecta a sus pacientes. Por ello, en EDE Formación te ofrecemos todos los conocimientos que necesitas sobre la BOPT a través de nuestro postgrado en Experto Universitario en Técnica BOPT sobre diente e implante

 

Mediante esta formación, aprenderás a manejar los tejidos mucosos de sellado pericoronario y a confeccionar prótesis provisionales y definitivas y a mejorar sus condiciones dotándolos de una mejor calidad estructural, haciéndolos más estables a medio-largo plazo. Además, también aprenderás a modificar la forma de estos tejidos a través de la interacción con los mismos. Todo esto, gracias al contacto directo con pacientes reales, por lo que tu formación práctica quedará garantizada. 

No dudes en estudiar odontología con EDE Formación, donde podrás especializarte y estar al día de cualquier técnica novedosa.

Published On: julio 5th, 2021 / Categorías: Noticias / Etiquetas: , , /

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe todas las noticias.

Déjanos tu correo y no te pierdas nada del contenido que subamos al blog.

    Al hacer clic en enviar da su conformidad con nuestra Política de Privacidad