Existe una amplia variedad de enfermedades dentales que afectan a la salud tanto de los dientes como de las encías. Sin embargo, hay algunas mucho más comunes que otras, y en este sentido, es importante conocer las más frecuentes, para que un odontólogo especializado pueda identificarlas con antelación y pueda darles solución. Pero, ¿cuáles son las patologías dentales más comunes en España?

 

1. Las caries: una de las enfermedades dentales más comunes

Se trata del problema número uno en cuanto a afecciones dentales en España y la segunda enfermedad más común por detrás del resfriado, que además afecta tanto a niños como adultos por igual. De hecho, el 90% de la población ha padecido esta enfermedad alguna vez. Se produce debido al consumo de ciertos alimentos y por una falta de higiene adecuada, pero generalmente, existe muy poca conciencia sobre las mismas, por lo que cada vez son más frecuentes.

Además, las caries son una de las enfermedades bucales más silenciosas, ya que a no ser que estén en un momento muy avanzado, no producen dolor. Sin embargo, van destruyendo el diente progresivamente, causado por una necrosis de su tejido, es decir, se produce un pequeño agujero en el diente hasta que este se cae o deja de servir. 

El tratamiento para curar las caries es muy sencillo, ya que se trata de realizar un empaste u obturación, una técnica muy trabajada en odontología. En este procedimiento, se limpia la cavidad del diente afectado retirando el tejido cariado, para posteriormente rellenarla de un material llamado composite y endurecerlo mediante la aplicación de luz. Esta sustancia imita la forma y el color de la pieza, por lo que no afecta a la estética de la sonrisa, aunque para que el resultado estético sea óptimo, el odontólogo debe de pulir adecuadamente el empaste y realizar diferentes pruebas de mordida con el paciente.

En algunas ocasiones, en vez de utilizar el composite para realizar la intervención se hace uso de un producto de metal. Esto es debido a que el composite, a pesar de ser estéticamente más agradable por conservar el blanco del diente, tiene una duración menor, mientras que una amalgama de plata puede durar hasta 30 años. 

 

2. La gingivitis

Es otra de las patologías dentales más comunes que afecta directamente a las encías y que, de no tratarse a tiempo, puede llegar a crear consecuencias en el hueso. Esta afección aparece cuando existe un exceso de bacterias alrededor del diente debido a la acumulación de la placa y del sarro, y el área comienza a inflamarse y enrojecerse. 

enfermedades dentales

Este problema es muy común, afectando al 59,8% de la población, ya que tan solo el 14,8% de los adultos de entre 35 y 44 años puede presumir de tener unas encías plenamente sanas. Al igual que en el caso de las caries, la higiene juega un papel fundamental, y una mala limpieza puede llegar a ser la responsable de que aparezca la gingivitis en la boca.

En este caso, la experiencia y la especialización del odontólogo también son claves, ya que en las revisiones rutinarias bucodentales este debe ser capaz de identificar si es necesaria una limpieza para prevenir la aparición de estas bacterias o de terminar con ellas en el caso de que el paciente ya cuente con ellas en sus encías. 

Concretamente, cuando la piorrea aparece en un estado avanzado, el paciente debe someterse a un curetaje dental llevado a cabo por un experto con formación en periodoncia. Este tratamiento comienza con un raspado y alisado radicular de la superficie del diente hasta la parte subgingival, es decir, el interior de las encías. Esta parte es esencial en el proceso, ya que es ahí donde se forman las bolsas periodontales que producen que las encías se vean separadas de la pieza, agrandadas y con un color más rojo.

 

3. La periodontitis 

Cuando la gingivitis no se trata a tiempo, las bacterias comienzan a afectar al hueso, provocando otra de las enfermedades dentales más comunes: la periodontitis o piorrea. Y es que, a pesar de ser la segunda fase de otra afección, un 25,4% de la población padece la periodontitis en España. Además, está comprobado que se acentúa con la edad, ya que el porcentaje de adultos mayores de 65 años con encías sanas es especialmente bajo.

La gravedad de esta enfermedad se debe a que afecta directamente al hueso, y por lo tanto, ataca directamente al soporte de los dientes. En consecuencia, es posible que aparezcan diversas señales, como el mal aliento -o halitosis-, la recesión de encías, la aparición de troneras o la movilidad de piezas dentales, entre otros.

En este caso, un odontólogo especializado en periodontitis debe realizar un curetaje dental -al igual que en el caso de la gingivitis- para limpiar la zona subgingival y evitar una de las peores consecuencias, que además, es irreversible: la pérdida del diente. No obstante, se trata de un procedimiento más complejo que en el caso anterior, ya que, por ejemplo, requiere de técnicas de medición del sarro acumulado y estudios microbiológicos, por lo que la práctica y la experiencia del especialista serán vitales.

En este proceso de curetaje, el odontólogo especializado en periodontitis debe de tener en cuenta la parte afectada, puesto que según la zona del diente -incisivo, canino, premolar o molar-, el instrumento de raspado varía su tamaño, longitud y angulación. Además, para tratar esta patología, el paciente debe recibir anestesia local y un antibiótico recetado por el doctor tras realizar el análisis microbiológico, a través del cual se identifican qué tipo de bacterias están presentes en la boca.

 

4. La periimplantitis

En España anualmente se colocan 800.000 implantes y de estos, uno de cada cinco sufrirá periimplantitis, lo que supone un total de 160.000 casos cada año. Hoy en día, los implantes son parte de un tratamiento clínico habitual, pero tras su colocación, necesitan mantenerse sanos dentro de la boca. Sin embargo, muchos de los casos de la aparición de periimplantitis provienen del momento de su implantación. Por eso, para tratar de prevenir la aparición de esta enfermedad, es indispensable que el tratamiento sea llevado a cabo por un odontólogo profesional especializado en periimplantitis. 

El Dr. Ricardo Medina, ex alumno del postgrado en Experto en Periimplantitis y Patología periimplantaria de EDE Formación, asegura que a través de la formación en esta rama se aprende a “evaluar, valorar, diagnosticar y conocer las diferentes opciones de tratamiento para esta enfermedad que nos afecta a diario”. Por otro lado, el Dr. Medina también afirma que lo más importante que se lleva de la experiencia académica en EDE Formación es la seguridad con la que desempeña su trabajo ante la llegada del paciente con un problema de periimplantitis, ya que ha adquirido la capacidad de transmitirle lo que ha pasado y los conocimientos necesarios para saber qué tratamiento utilizar en cada caso para poder salvar sus prótesis.

 

5. El bruxismo, una de las enfermedades dentales más desconocidas

Entre las enfermedades bucales más difíciles de controlar se encuentra el bruxismo, es decir, la acción involuntaria de contraer la musculatura de la boca, como por ejemplo, durante el sueño. Esta fuerza en los dientes, que se produce de forma inconsciente, termina por causar problemas en las encías y desgaste de la superficie dental, por lo que su tratamiento es imprescindible.

enfermedades dentales

Además, el bruxismo puede estar relacionado con dolores en la cara, el cuello y la cabeza, por lo que el paciente que presente estos síntomas debe de someterse a una exploración para identificar si padece la afección. En este caso, es común acudir a un odontólogo que cuente con la formación en cirugía oral y estomatología, ya que este médico será el encargado de detectar el trastorno mediante una exploración clínica y un estudio radiográfico. 

El paciente sufre de esta enfermedad debe llevar una férula oclusal o de descarga -una protección dental de resina o de plástico que se recomienda en casos graves-. Sin embargo, este sistema sirve para paliar los síntomas, nunca el bruxismo, ya que se trata de una patología que suele aparecer como consecuencia de la ansiedad o el estrés, por lo que es importante que el paciente consulte otros especialistas para darle solución. 

 

6. La halitosis o el mal aliento

La halitosis aparece como consecuencia de una higiene bucal pobre o descuidada, más común en personas fumadoras o que padecen alguna afección periodontal como la gingivitis o la periodontitis. Cuando esto pasa a mayores, lo ideal es acudir a un odontólogo para que realice un tratamiento profundo. Sin embargo, en algunos casos puede ser un aviso de otras enfermedades, como el cáncer bucal o deficiencias que afecten a los riñones o el hígado.

En caso de que la halitosis se genere a partir de una afección periodontal, debe ser un experto periodontólogo quien se encargue de tratarlo mediante el proceso de curetaje. Además, el profesional puede recomendar al paciente una crema dental antiséptica o un enjuague bucal antimicrobiano si la acumulación de placa -encima, entre y alrededor de los dientes- es considerable.  Ambos productos pueden ser beneficiosos para reducir la gingivitis y tienen propiedades para refrescar el aliento, y es que, no solo ocultan el olor sino que también matan los gérmenes causantes de la halitosis.

 

En definitiva, las enfermedades bucales son muy frecuentes entre la población española, por lo que los profesionales deben de contar con una formación especializada en odontología para saber tratar las mismas e identificarlas previamente. Para adquirir estos conocimientos y toda la experiencia necesaria, la mejor alternativa son los centros especializados en másteres y posgrados odontológicos, como es el caso de EDE Formación, que además cuenta con su propia clínica universitaria donde los alumnos podrán poner en práctica las habilidades adquiridas con pacientes reales.

 

Descubre nuestra oferta de másteres especializados en EDE formación.

Published On: junio 10th, 2021 / Categorías: Noticias / Etiquetas: , , , /

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe todas las noticias.

Déjanos tu correo y no te pierdas nada del contenido que subamos al blog.

    Al hacer clic en enviar da su conformidad con nuestra Política de Privacidad